La Semana Grande en Chihuahua

Semana Santa es tradición las celebraciones de antaño

Lo que antes se conocía como “La Gran Semana” ahora es llamada Semana Santa o Semana Mayor.

Foto: Archivo

El Heraldo de Chihuahua

Flora Isela Chacón

Las tradiciones también sufren el paso del tiempo y la Semana Santa no es la excepción al ir perdiendo poco a poco su tono místico y de reflexión, para ir quedando tan sólo como un espacio de asueto para vacacionar, olvidando en el trayecto el propósito inicial de tal celebración, aunque si bien existen templos y colonias que recuerdan los hechos con una representación.

Lo que antes se conocía como “La Gran Semana” ahora es llamada Semana Santa o Semana Mayor y a las siete jornadas que la integran se les nombra Días Santos, periodo que comienza con el Domingo de Ramos y termina el Domingo de Resurrección. Anteriormente, durante la primera Luna Llena de primavera, el pueblo judío celebraba la fiesta de la Pascua, en recuerdo de su liberación de la esclavitud que padeció en Egipto, por lo que en los templos se recuerda con oficios, meditaciones y representaciones la pasión y muerte de Jesucristo.

A decir del cronista de la ciudad, el profesor Rubén Beltrán, “el festejo de la Semana Santa en México, y por lo tanto en Chihuahua, es un reflejo de lo que los españoles trajeron. Antes era más enfatizado a la actuación, ya que se representaba la lucha de los fariseos contra Cristo y en todos los templos de la ciudad se colocaba una urna con el Cristo dentro para que toda la gente lo admirara. Hoy día aún se conserva una de esas urnas en el Templo de Santa Eulalia, que aún tiene el Cristo adentro”, indica.

Agrega que “en esas representaciones donde se utilizaban todos los recursos y se impulsaron por los españoles participaba toda la sociedad; generalmente eran públicas”. “Lo que ahora vemos en Tlalnepantla y todos aquellos lugares del sur del país, y aquí en la Catedral hasta antes de 1892, viene de aquellos festejos que se realizaban antaño”, añade. De tal forma, concluye en que “no era muy diferente la manera de celebrar, aunque ahora se hace con más recursos, pero aunque antes era más sencillo se hacía una gran escenificación con todos los personajes involucrados, además de visitarse los templos de la ciudad”.

Esta entrada fue publicada en Mundo.