“Aquellos tiempos” de Mario Rodríguez

AQUELLOS TIEMPOS”.

Mario Rodríguez Estrada.

LA MUJER AMADA ES SIEMPRE LA MAS HERMOSA”.- Napoleón. 

Hablemos hoy de una gran y admirada Dama … 

Siempre que el corazón nos pide le renovemos sus aires sentimentales y románticos, ineludiblemente, en automático, nuestra mente acude a los versos y las palabras, convertidas en canciones, inventadas, según ella, en tres o cuatro minutos de intensa inspiración, por la elevada sensibilidad de una gran Dama Mexicana…que enfrentada a los avatares de la vida, captó los aires musicales de los tres países en los cuales le tocó vivir…México, España y los Estados Unidos…Dicen los que saben, que MARIA JOAQUINA DE LA PORTILLA Y TORRES, nació el 16 de agosto de 1884 en nuestra vecina ciudad de León, Guanajuato…otros afirman que lo hizo a bordo de un buque mexicano, en ruta hacia España…otros que lo hizo en la ciudad de Lagos de Moreno, Jal.,pues fue ahí donde hallaron su fe de bautismo…lo cierto es que de muy niña residió en España…donde aspiró sus primeras notas musicales…al notarle sus padres cierta facilidad para la música, la inscribieron en las mejores academias de la península…completándolas en la ciudad de París, bajo el cuidado del mismo Claudio Debussy y de Franz Lehar…quien le aconsejó dejar de lado la ortodoxia de las reglas musicales y dejar libre su corazón y espíritu al interpretar cualquier tipo de ella…alejada de sus padres, por un corto tiempo volvió a la ciudad de México, donde ingresó, como alumna y maestra a la Academia de canto de su tía: Doña Cuca Torres, pensando por un tiempo, en dedicarse al canto…los amargos aires revolucionarios, la orillaron a transladarse a la ciudad de Nueva York…donde se sostuvo económicamente, dando clases de canto y de piano…su gracia, juventud y belleza cautivaron a un tal León Grever…que admirando sus dotes físicas y artísticas le propuso matrimonio…siendo correspondido después de muchas vueltas…alejada así de la música, en sus “tiempos libres”, creó sus primeras canciones…cantándolas ella misma en reuniones sociales y familiares, quienes le aconsejaron las diera a conocer, pues a todos les llegaron a lo mas profundo de su alma…intentó venderlas a varios editores “gringos”, los que continuamente se las rechazaron…hasta que las oyó uno de sus paisanos, quien le pidió le permitiera grabar una de ellas, que particularmente le había impresionado…y así en 1920 un tal José Mojica, quien ya era una estrella de Hollywood y del Bel Canto…lanzó a la fama a Doña Joaquina, que para mejor “mercadotecnia” al mas puro “american way of life”…adoptó el nombre artístico de MARIA GREVER… 

Sus canciones, aceptadas por el gusto americano, en la bella voz de José Mojica, quien ya picado le grabó varios discos…aumentaron su fama, lo que dio pié a la misma Paramount Pictures, para contratarla y le musicase sus películas…llegadas a México, triunfaron casi de inmediato, interesándose el público por saber todo acerca de ese fenómeno musical, que teniendo un apellido “gringo” se ostentaba como compositora de canciones mexicanas…las que invadieron todas las ondas radiofónicas, siendo interpretadas por las principales y bellas voces de México, tanto varoniles como femeniles…y una catarata de romanticismo inundó todas las poblaciones, cuyos amores fueron cobijados al compás de sus bellas notas y letras…así “Júrame”…”Alma mía”…”Así”…”Cuando vuelva a tu lado”…”Ausencia”…”Ya no me quieres”…”Tipi-tipi-tin”…”Te quiero…dijiste”…y setecientas composiciones mas…rompieron los muros de duros corazones…volviéndolos mas blandos que el pan (el de comer).- 

  México reclamaba a “su compositora”, pero esta por mucho tiempo no lo pudo hacer, ya que sus compromisos de trabajo se lo impedían…siendo hasta el año de 1949 cuando María Grever  pudo hacerlo, solo la recepción al Papa en los 80’s, pudo rivalizar con la recepción dada…recibió no solo el cariño de todo México, sino decenas de medallas, llaves de la ciudad, entrevistas, programas especiales de radio y hasta le hicieron dirigir una orquesta formada por sesenta maestros, que interpretaron su música…la misma Doña Libertada Lamarque, aceptó protagonizar una película con su historia aubiografiada…regresando a “su” Nueva York querido ahita de honores…inventó un método para que la gente de los Estados Unidos pudiese cantar en español sus múltiples canciones…animándose el propio  Nat “King” Cole a interpretarlas…por cierto con gran éxito y venta de sus discos…Rodeada de sus hijas y nietos, Doña MARIA GREVER…satisfecha de la vida y de su basta y hermosa obra…murió en 1951…disponiendo en su testamento que sus restos fuesen trasladados a la ciudad de México…donde descansan rodeada de los hombres  y mujeres mas ilustres de México…a unos cuantos dìas de uno mas del aniversario de su misterioso nacimiento…su admirado admirador…y “fan number one”…se pone de pié y se quita su cachucha, (no uso sombrero)…Mario RE.-