José Joaquín Quírico Marcelino Clausell

Estudio clausell, espacio íntimo en el Museo de la Ciudad de México

El lugar que sirvió de estudio al artista Joaquín Clausell.

Foto: José Luis Rubio

El Sol de México

Organización Editorial Mexicana

Redacción El Sol de México

Escondida en la parte más alta del Museo de la Ciudad de México, se encuentra una especie de Capilla Sixtina mexicana, con más de mil 300 cuadros o bosquejos al óleo que mezclan paisajes, personajes mitológicos, símbolos y alegorías que expresan los sueños y figuras que obsesionaban y que, sin embargo, nunca fueron obras de caballete de quien es considerado por los críticos como el más grande representante del Impresionismo en México: Joaquín Clausell.

Para llegar a la azotea de lo que también fue el Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya, conocido también como La Casa de las Mil Ventanas, se sube por unas escaleras custodiadas por leones esculpidos en piedra.

Al llegar arriba, se encuentra con el espacio íntimo, histórico que sirvió de estudio al artista, donde utilizó la superficie de los muros para su obra pictórica, que en principio parece caótico.

Sin embargo, cada uno de los espacios de yeso o de cemento de las paredes fueron esgrafiados para limitar temas y escenas, son auténticos cuadros en una infinita colección de pinturas que ocupan todos los espacios en donde incluso se invaden unas con otras.

Con influencia de los impresionistas Claude Monet y Camille Pissarro, a quienes conoció en París, Francia, a finales del siglo XIX, cuando fue expatriado por el régimen de Porfirio Díaz, la técnica del pintor, nacido en Campeche, México en 1866, desarrolló su estilo mexicano, representado en diversas escenas de su estudio, como la mujer loca que gritaba en la esquina, el médico que cura enfermos, la procesión de plañideras en un velorio, un músico con guitarra en mano, Eva y la serpiente, entre otros.

La azotea del Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya perteneció a su esposa Ángela, hermana de su amigo Antonio Cervantes, y descendiente de los condes de Santiago de Calimaya, por lo que para contar con un espacio privado para reunirse con sus colegas y pintar, mandó construir dos habitaciones para su estudio.

José Joaquín Quírico Marcelino Clausell Franconis nació en Campeche, México en 1866. Estudió abogacía en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y de joven fue caricaturista y crítico sociopolítico, por lo que en 1893 fundó un periódico llamado “El Demócrata”, donde colaboraron los hermanos Flores Magón.

El pintor murió el 28 de noviembre de 1935 en un accidente cerca de Las Lagunas de Zempoala, Morelos, cuando una peña sobre la que admiraba el paisaje junto con Carlos Busquets se desprendió de la montaña y los precipitó al fangoso vacío