Una protesta necesaria en la transición

 

Crónica de un día cumplido 

(e inexistente en la bonita prensa comercial local escrita)         Desperté a las 4 de la mañana.  

    

Releí el libro de Scherer, Secuestrados, e hice algunos apuntes. 

    

Salí de casa a las 6 y 10, tomé el camión. 

     Llegué al Internet del Mesón Carolina poco después de las 6 y media y mandé mi décimo comentario sobre Secuestrados poco antes de las 7. 

     A las 7:15 salí del Carolina y fui al Oxxo de Juárez. Me tomé un café y me comí un panqué. Vi la cara sucia de los periódicos locales.  

     Como a las 7:35 fui al baño de la Plaza de los Palitos y el Platillo Volador.  

     Caminé hacia Plaza de Armas rezando todas mis oraciones laicas y las infantiles religiosas que me sé: 

     –Todos los días desierto y camino, encontrar agua y otra vez andar. 

     –Dame, Señor, fuerza y alegría para escalar la cumbre de este día, con esa punta de c…  

     –Nadie sabe lo que sabe hasta la hora del desafío. 

     –Palabras que son flores que son frutos que son actos.  

     –Niñito chiquito, amor mío, dame tu corazón y toma el mío. 

     –Un árbol bien plantada mas danzante. 

     –No quiero la verdad, sólo quiero la vida. 

     Etc. etc.  

     Al cuarto para las 8 llegué a Plaza de Armas y estudié la escena desierta.  

     Al cinco para las 8 me coloqué en el sitio exacto, frente a la Abierta pero Oscura Puerta del Poder.  

     Me puse los dos carteles en el cuerpo (adelante el de Garrido y atrás el de Calzada), fijé los pies al suelo y alcé las manos con las palmas abiertas al frente.  

     No cargo armas. No soy terrorista. Soy ciudadano palabrero ambulante democrático usando mi libertad crítica y fraterna.  

     A las 8 se acercaron dos policías-guardias conocidos y platicamos cordialmente. “No habrá problema de nuestra parte ni de la de ellos” dijimos. Y así fue.  

     Poco después llegó María del Carme Gómez Ortega (líder natural y real de los sindicalistas independientes de los trabajadores al servicio del Estado) y sentí que llegaba un ángel vestido de diabla con blusa roja, labios rojos y una mirada bien despierta, dulce e inteligente.  

     Otro poco después llegó Juan Rock y sentí que con él llegaba todo San Juan del Río. 

     Y así fueron llegando poco a poco más amigos y conocidos.   

     Todos nos sostenemos entre todos y esto también es democracia.  

     No fueron grandes ríos de gente pero sí grandes gotas de conciencia ciudadana en un mundo gris e indiferente.  

     Gracias Arnulfo, licenciado Domingo, Dulce, Gisela, Sergio Jerónimo e Irma, Gonzalo, jóvenes de la UAQ, trabajadores del sindicato STSPE, Agustín, Palmita, Enrique Botello, Emilio Lobato, Alejandra, Carmen Bermúdez, Lluvia Cervantes, Héctor Bernal, Ángel, Ernesto, Ixchel, Martha Lorena, Karla Negrete, Anselmo, Fidel Vallejo, José Luis Durán, Jorge Luis Coronel, Félix Zavala, Paco, Iris Adriana, Rafael, Héctor Sinesio, Augusto, jóvenes del Tec de Monterrey (hasta se tomaron la foto), más jóvenes de la UAQ, amigos que no conozco, amigos de los otros amigos, señor Lamadrid, Yolanda en su silla de ruedas, Bruna, Nadxelli, Rosaura, Juárez, Tarín, Tránsito, Pedro, Cristina, Raúl, Francisco, Chino, Guillermo, Arturo, María Fernanda, Beto, Toño F… y los huapangueros que entraron al baño de Gobierno y salieron y a petición de la concurrencia nos tocaron media hora al cierre… Gracias. 

     Gracias amigos de la prensa escrita, radio y televisión… pasaron de todos los medios locales y nacionales… Sólo Carmen Gómez dijo: ellos ya llevan la nota, a ver si sus directores la dejan pasar…  

     Y las llamadas y los mensajes celulares que me emocionaron. Especialmente X. Hellmer desde Estados Unidos y el Hombre Sabio de Cihuatlán Jalisco: “¿No quieres unas chelas y unos camarones, Julio?” Jajajajaj. Hernando desde la Ciudad Hermana de Sanjo. Y otras más que debo cuidar. Gracias. 

     El último minuto también tiene 60 segundos, decía don Fernando Marcos, y los contamos en voz alta entre todos: 59, 58, 57… 20, 19, 18… 9, 8, 7… 3, 2… Salva de aplausos. 

     Yo seguí con las manos en alto y bien plantado. Espontáneamente habaron Juan Rock, Carmen Gómez, Sergio Jerónimo, Yolanda, Gonzalo, Arnulfo y yo.  

     Todos nos sostenemos entre todos… 

     Nadie sabe lo que sabe hasta la hora del desafío y yo traté de dar el extra del extra. A las 8 y 20 bajé las manos engarrotadas, junto con las piernas. En 12 horas no me moví más allá de un metro a la redonda, no fui al baño y no comí nada. Tres-cuatro traguitos de agua.  

     Me sentí bien. Los momentos personales más difíciles fueron los 5 primeros minutos y entre las 4 y las 5 y media de la tarde. Cuando llegamos a las 6 me dije: ya la hicimos, sólo nos falta el tiempo de un partido de fútbol con sus tiempos de descanso. (Espero que no sea Morelia-Querétaro, jajajaj, 5-0). 

     ¿Los momentos más gratos? Cuando veía rostros conocidos y al cierre con los huapangueros.  

     Los papás del Kikín queretano (la víctima de la BMW) quedaron de ir pero no fueron; los vi durante la semana pasada, el domingo y el sábado. 

     Ah, vi entrar por la puerta de gobierno y nos saludamos de lejos mutuamente el Procurador (corbata azul), Miguel Ángel Vichique (jefe de comunicación social del gobierno de Garrido) y Ricardo Anaya Cortés (nuevo jefe de la bancada panista de la Legislatura LVI). También pasaron por allí y saludaron de lejos Pablo Meré Alcocer y Sergio Herrera Trejo. 

     Dos libros me acompañaron en el plantón: “Crimen sin Castigo” de Dostoievski-JEP (jajaja) y Secuestrados de Julio Scherer.   

     A las 8 y media de la noche un grupo como de quince personas fuimos a la oficina del gobernador electo José Calzada a llevarle once hojas con los problemas pendientes que deja el actual gobierno y que él hereda a partir del próximo primero de octubre. 

     –La falta de justicia en el caso BMW. 

     –La falta de respeto a la autonomía sindical, concretamente la resolución al conflicto del STSPE y la reinstalación de los trabajadores despedidos injustificadamente. 

     –Derogación de la ley que penaliza al aborto e invade la libertad de decisión de la mujer.  

     –Ya está en libertad Jacinta pero quedan en la cárcel tres mujeres: Alberta, Teresa y su hija Jazmín (de menos de un año, nacida en prisión), por el mismo supuesto delito inventado. 

     –El no diálogo con las organizaciones sociales y la criminalización de la protesta social. 

     –La falta de diálogo con la comunidad artística y cultural. 

     –Los excesivos sueldos y privilegios de la clase política en el poder.  

     –No más gobiernos prepotentes y soberbios y alejados de la sociedad.  

     –Falta de libertad de expresión en los medios de comunicación comerciales.  

          Etc. etc. 

     Tengo la copia del documento entregado con la fecha y hora de recibido en la oficina de Calzada Rovirosa: 28-IX-2009, 20:46 horas. 

     Nos despedimos el grupo de amigos agradablemente cansados y nos fuimos cada quien por su rumbo. 

     A las 9:32 oriné, después de más de trece horas de no hacerlo. 

    A las diez y media cené y comí solo en casa.  

     El resto de la noche fue mío… 

     Desperté a las 6 de la mañana y releí las páginas 125-129 del libro de Scherer.  

     Estoy vivo y tomo café y garabateo esta crónica de un día cumplido.    

     “Pensar-y-hacer. 

      Nunca dicha la voz-sin-acto. 

      Palabra-acción en la misma entramada.”   

     Hice lo que estaba en mis manos hacer. Lo demás no sé. “Un árbol bien plantada mas danzante”.    

     Gracias. Todos nos sostenemos entre todos. Gracias.   

     Tres posdatas    

     1 

     Prácticamente no existió el hecho de ayer en la prensa comercial escrita local de hoy. Dominan los nombres del nuevo gabinete del gobierno de Calzada, una entrevista cínica con el todavía gobernador Garrido Patrón:”Dañan al PAN las imposiciones” (¿y quién impuso a González Valle?) y dos planas de inserción pagada por el actual gobierno: “Finanzas públicas”. Sólo A.M. en la página 2 da la nota: “Protesta escritor por justicia”. Cero fotos.   

     Con todo respeto, qué poca madre democrática y que puto padre negocio. He dicho. 

     ¿Por qué tienen miedo a la palabra escrita, que casi nadie lee?    

     Sé por amigos que la noticia sí salió en algunos canales de radio y televisión.                   2 

     Mi querido Julio:

     No te andes por las ramas, no es nada nuevo que la prensa comercial escrita queretana oculte o manipule los sucesos que le son incómodos a los poderes fácticos.

     Los micrófonos callaron. Esta es la novedad. Presencia Universitaria, noticiario de Radio UAQ, también ignoró tu protesta.

     De cualquier modo, a manera de consolación, te mando un abrazo, Agustín Escobar.   

     3 

     ¿Me dejará entrar a su toma de protesta como góber priista José Calzada Rovirosa? Sí voy a protestar con una sola pancarta:  

     –En el crimen de la BMW, ¿seguirá la impunidad con Pepe Calzada? 

     Tiene la palabra Hugo Cabrera, subsecretario de análisis y desarrollo político.      A Sergio Arturo Venegas  

(director de Diario de Querétaro), 

a Rogelio Garfias Ruiz  

(director de Noticias), 

a Pedro Pablo Tejada  

(director de A.M., gracias por la nota), 

a Miguel Ángel Vichique  

(jefe de Comunicación Social del Gobierno de Querétaro), 

y al rector de la UAQ, Raúl Iturralde Olvera, 

con todo cariño… uuuuuleros.    

Siempre cordialmente, 

Julio. 

29-IX-2009.   

juliofime@hotmail.com