El Querétaro hoy en manos de sus destructores

 Foto: Gybsan Villagómez.

La ciudad de Querétaro, llamada para ser polo de desarrollo y centro de atracción económica en el Bajío, esta dando un vuelco a la tradicional forma de vida de las ciudades mexicanas para abandonarse a ser solo un remedo de satálite de la ciudad de México.

Su centro y barrios llamados ahora Colonia Centro han olvidado su vocación y dejado a un comercio indistinto y que borra por completo la identidad local en perjuicio de sus habitantes.

La abundancia de Plazas Comerciales en los llamados focos de desarrollo han pasado a ser los esquilmadores el progreso y el capital de los queretanos, para ser contribuyentes de los grande empresarios trasnacionales.

Todos los beneficios que ofrece la ciudad de Querétaro son en gran medida para gente de poder adquisitivo muy alto que generalmente son los ejecutivos de las empresas trasnacionales y no pasan a las clases medias ni mucho mnos a los pobres,

Las escuels que con nombres rimbonbantes y presentacioones de relumbrón ofrecen a altos precios lo que no dan.

El crecimiento de Querétaro en los últimos doce años ha sido sin plan previo y dejado al arbitrio de los fraccionadores, despojando las tierras de cultivo o de habitación de su gente por siglos para dar paso al “modernismo” traducido en otras palabras despojo de los pobres para abrir paso a los poderosos que dejarán caer si lo hacen migajas a la clase trabajadora.

¡Pobre Querétaro!