“Carta a la opinión pública”

Estimados compañeros:

El objetivo de esta carta es publicarla en un medio de comunicación local, asi como también hacerla llegar a los legisladores a nivel estatal y federal, al gobernador y también a organizaciones Oaxaqueñas, especialmente a CACTUS. Si te interesa sumar tu firma a las que suscriben este documento. Te pedimos de favor que reenvíes este mail a la siguiente dirección con tu nombre y apellido parasembrarjusticia@hotmail.com antes del jueves 13 de mayo. GRACIAS

Primeros firmantes:

Antonio Flores González
Vincent Velázquez Flores

Carta a la opinión pública:

Los abajo firmantes deseamos expresar nuestra indignación por los recientes hechos ocurridos en el Estado de Oaxaca, en relación a la caravana que con ayuda humanitaria se dirigía al municipio Autónomo triqui de San Juan Copala y que fue emboscada y atacada cobardemente a tiros por integrantes, según todos los indicios, de la organización paramilitar UBISORT ligada al partido y gobierno de Ulises Ruiz Ortiz. En este lamentable hecho fueron privados de la vida dos reconocidos activistas Pro-derechos humanos: Beatriz Alberta Cariño y el finlandés Jyri Jaakkola y también resultaron heridas 3 personas y 5 se encuentran desaparecidas hasta el momento. Por todo lo anterior exigimos el pronto esclarecimiento de tan artero ataque y el castigo para los responsables materiales e intelectuales de este delito que se suma a una larga lista de asesinatos, agresiones y desapariciones políticas ocurridas bajo el mandato de Ulises Ruiz Ortiz.

Por otra parte, como habitantes del Estado de Querétaro exhortamos a diputados y senadores tanto del congreso estatal como federal a que condenen públicamente esta agresión criminal y hagan todo lo necesario para que este lamentable hecho no quede como tantos otros impune. Un gran parte del país no olvida que en el año 2006 el congreso federal tuvo la oportunidad histórica de revocar el mandato del gobierno de Ulises Ruiz y no lo hizo, y este deplorable acontecimiento, junto con otros que se han venido dando en el estado de Oaxaca, son producto sin duda de esa mala decisión.

Diputados y senadores, como depositarios de la facultad de legislar y coadyuvar a que se ejerza justicia en nombre de la ciudadanía que representan, deben tomar cartas en el asunto, ya que de no ser así serán corresponsales en el deterioro cada vez mayor del tejido social tan lastimado ya y de los agravios acumulados que tarde o temprano acabarán estallando de maneras cada vez más violentas y terminarán saliéndose de cauce si se cancela la posibilidad de resolver por la vía legal asuntos como este que dejan estelas de impunidad, de hartazgo y de desasosiego.