La herencia artistica donada por los indigenas a Queretaro:Santa Clara

Buscan restaurar patrimonio artístico de Santa Clara
Diario de Querétaro

 

Iris Mayumi Ochoa

Fue el 13 de enero de 1607 que el Convento de Santa Clara, fundado por el cacique Diego de Tapia, quien lo construyó para albergar y dar estado a su hija Luisa del Espíritu Santo Tapia, quedando como una de las joyas virreinales más importantes de la época.

Actualmente la construcción es una las obras arquitectónicas más sobresaliente de la ciudad, ya que además de poseer seis retablos construidos por Francisco Martínez Gudiño y que son los mas retratados por turistas y artistas, también cuenta con un inventario de alrededor de 294 obras de arte y un sinnumero de detalles que merecen su difusión.

Es en este sentido que la Fundación DRT y el Patronato del Templo de Santa Clara organizaron el pasado miércoles un concierto el concierto denominado Un canto para Santa Clara con la soprano Leticia de Altamirano, finalista del reality show Ópera prima y el pianista de origen cubano Ángel Rodríguez, quienes deleitaron al público con piezas de Haendel, Pergolessi, Mozart, Bononcini, Mancini, Bach y María Grever; además de la inauguración de la exposición fotográfica Miradas angelicales de Gerardo Proal, quien a través de su obra busca captar los detalles que tiene el templo mediante una colección de 28 fotografías y al mismo tiempo ayudar a la conservación de la parroquia.

En entrevista Proal destacó que el objetivo de esta exposición, es difundir la riqueza cultural que posee el templo, a partir de una visión particular.

“No quise seguir una línea específica en esta exposición” explica Proal, “si no que fuera la suma de muchos de los detalles que contiene, porque yo he visto el material que anteriormente se ha tomado de Santa Clara y está dirigido a los retablos completos, y aquí quise escapar de esa atracción e irme a pequeñas tomas que he encontrado en cada uno de los lugares” añadió.

Asimismo afirmó que de manera personal este trabajo significa mucho para él, al ser Santa Clara la parroquia en la que fue bautizado y donde se cautivó desde pequeño con los querubines, santos y adornos que contiene el templo. “Desde niño tengo un encanto especial por el templo, yo esperaba el momento para cerrar los ojos y atrapar una de las imágenes y así conservarlas en mi memoria, y muchos años después me encuentro con la suerte de que transmiten y comparten una parte de la historia de Querétaro y es eso lo que he tratado de descubrir” detalló Gerardo Proal.

Hasta el momento el fotógrafo ha captado alrededor de cien imágenes, un trabajo arduo si se considera que Proal no pudo utilizar flash para no dañar cada una de las piezas. “Solo le pedí permiso al padre para que me diera oportunidad de acomodar correctamente la cámara, porque no se puede utilizar flash en las obras y este fue el resultado, es un privilegio registrar este material y compartirlo” indicó.

Además de difundir el patrimonio cultural de la parroquia, a través de esta exposición se busca generar recursos para su conservación y restauración. “Es el inicio de un trabajo más amplio, para poder dar a conocer la riqueza cultural de Santa Clara y al mismo tiempo apoyar en el rescate de las obras que aquí se tienen, por lo que se va a hacer venta de obra en la que cada peso que se obtenga se va a donar 25 centavos para los trabajos de restauración” mencionó.

En este sentido el párroco Jorge Valencia, se encuentra realizando una campaña de rescate del inventario artístico, con el apoyo de la Fundación DRT y el Patronato del Templo de Santa Clara; todo esto a través de eventos culturales en los que se mueva la consciencia de la sociedad queretana para apoyar esta causa.

En entrevista el párroco de dicho recinto, comentó que además de sensibilizar a la gente sobre la importancia del patimonio cultural, artístico y espiritual del lugar, se pretende reactivar el Patronato de Restauración de Santa Clara.

“Es un patronato que se hizo para cada templo durante el gobierno de Rafael Camacho Guzmán, pero que no ha funcionado y ahí está y es importante que se vuelva a echar a andar por que hay muchísimas obras de arte que rescatar y conservar” explicó.

A pesar de no tener el monto exacto que se nescesita para la restauración de las obras de arte, dijo que por lo pronto este evento logró recaudar alrededor de 150 mil pesos, un buen comienzo para la labor que se pretende desempeñar y que esperan seguir realizando.

Puntualizó que además de los retablos, el templo tiene alrededor de 294 obras de arte, las cuales van desde pinturas de caballete, de lienzo y trípticos; hasta esculturas de madera del siglo XVI, XVII y XVIII por lo que es necesario unir fuerzas para resguardarlas.

Esta entrada fue publicada en Mundo.