“La era de los bebesaurios” nos cuenta nuestro gran escritor Agustín Escobar

LA ERA DE LOS BEBESAURIOS

Agustín Escobar Ledesma

“Por un Querétaro sin colores”, fue el lema de campaña de José Calzada Rovirosa cuando pretendía hacerse del gobierno estatal. Esta frase, diseñada desde el daltonismo social, excluía la gran diversidad que caracteriza a nuestra sociedad civil por su colorida gama de culturas, ideologías, religiones, modas, preferencias sexuales, y diversas formas de ver y percibir el mundo.

La frase en realidad, ahora lo sabemos, iba dirigida a las dirigencias de los partidos políticos —incluidos algunos del propio Partido Acción Nacional—, quienes en los hechos se sumaron, formal e informalmente, a la candidatura del priísta que pertenece a la corriente de los denominados bebesaurios (Javier Corral, dixit), entre los que también se encuentra Enrique Peña Nieto.

El Querétaro negro (el negro es la ausencia del color) que proponía Calzada, ahora lo podemos percibir en la integración de la LVI Legislatura de Querétaro, en la que han desaparecido los colores de los partidos chiquitos para reconfigurarse en los intereses particulares del Partido Revolucionario Institucional, a cambio de un decolorado e insípido plato de lentejas que los diputados comen con fruición.

El daltonismo social, ahora lo vemos, de la administración de José Calzada (quien, al igual que Francisco Garrido Patrón, insiste en que le llamen por su hipocorístico) ha ido in crescendo e hizo eclosión con el arribo a la Secretaría de Gobierno de Roberto Loyola Vera, hermano del primer gobernante panista registrado en la historia de de nuestra entidad.

El secretario que reemplazó a García Quiroz es el encargado de aplicar la mano dura en contra de los líderes sociales, al igual que en su momento lo hicieran las pasadas administraciones panistas, cuando Ignacio Loyola Vera estuvo al frente del Gobierno del Estado y Francisco Garrido Patrón en la presidencia municipal de Querétaro. ¿Casualidad?, el clásico dice que en política no existe, situación que también conoce muy bien el profesor Sergio Gerónimo Sánchez, quien estuvo encarcelado seis años, a consecuencia de la criminalización que los panistas hacen de los luchadores sociales.

Desde las oficinas de la Secretaría de Gobierno se pretende involucrar nuevamente a Sergio Gerónimo Sánchez en ilícitos que justifiquen su probable detención y encarcelamiento, debido al incómodo activismo que el integrante del Frente Estatal de Lucha, provoca a la administración priísta de José Calzada. Para ello, dos testaferros de la propia Secretaría realizaron un burdo montaje, deteniendo a Gustavo Romero Salazar (también integrante del Frente Estatal de Lucha), acusándolo de un supuesto caso de despojo de lotes en el que se pretende involucrar a Sánchez Sáenz como autor intelectual.

Los verdaderos invasores

En contraste, aunque el propio Calzada prometió investigar y castigar los excesos e ilícitos de las administraciones de Francisco Garrido Patrón y Manuel González Valle, quienes se llevaron el oro y el moro de las arcas públicas, ninguno de ellos ha sido tocado ni con el pétalo de una hoja de afeitar.

Recordemos que Garrido Patrón, entre otras perversiones, construyó la faraónica e innecesaria Ciudad de las Artes —que ahora, vestida de rojo, ha sido rebautizada bajo el nombre de Centro de Convenciones de Querétaro—, invadiendo el cerro de El Tángano, área natural protegida, para regocijo de los especuladores inmobiliarios que no se cansan de llenar sus talegas.

Por su parte Manuel González Valle también, emulando a su correligionario y Patrón, invadió Peña Colorada, otra de las escasas áreas naturales protegidas con las que cuenta el municipio de Querétaro, para construir el parque Bicentenario, para lo cual empleó a Concremas S.A. de C. V., empresa constructora de su propiedad.

Tan lejos de ti

El actual lema del gobierno calzadista “Querétaro cerca de todos”, se ha convertido para los luchadores sociales en una pesada loza que amenaza con aplastarlos, con encarcelarlos. Por lo pronto, el profesor Sergio Gerónimo Sánchez, ha sido desterrado de Querétaro por los intentos de privarlo de su libertad. “Querétaro cerca de todos” en realidad es una amenaza para quienes no pertenecemos a las clases hegemónicas y luchamos desde la sociedad civil para que esta parte de la aldea de McLuhan sea más civilizada, libre de la corrupción y la impunidad en la que nadan como peces en el agua los “servidores públicos”. En cambio, para quienes gozan con el actual status quo, “Querétaro cerca de todos” representa un remanso más de impunidad.

Cerrar anuncio © 2011 Microsoft Términos PrivacidadAcerca de nuestros anunciosAnunciarse

Esta entrada fue publicada en Mundo.