Una de policías municipales en San Juan del Río

Brutalidad policíaca

Serán dados de baja los policías que agredieron y exigieron dinero a una familia, garantizó el secretario de Seguridad Pública Ernesto Perrusquía.

Armando Velazco

Grave denuncia fue interpuesta ante el Ministerio Público, en contra dos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, ya que luego de provocar la volcadura del auto en que viajaban seis personas, entre ellas dos menores de edad, los oficiales, que se encontraban francos y además armados, agredieron a golpes a dos de los ocupantes, e intentaron asaltarlos, por lo que fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

Los implicados son Jorge Rodríguez Escobar, con cargo de Sub Inspector, asignado al Grupo SCAT, con fecha de ingreso el 24 de Julio de 1990 a esta corporación, así como el policía Angel Cornelio López Martínez, quien ingreso con fecha 4 de diciembre de 2010, asignado apenas dos días antes al Grupo SCAT.

El señor Miguel Martínez Rodríguez, conductor del auto Lupo modelo 2005, color blanco con placas del Distrito Federal, quien se hacia acompañar de Flor Liliana Lara Iniestra, Luís Arturo Sánchez Rojas, Jonathan Sánchez Lara, Christian Arturo Sánchez Lara y otra persona, detalló a este medio informativo, como fueron agredidos por dos personas armadas, que poco después se supo, se trataba de elementos policiacos, quienes le exigieron dinero después de la agresión.

“Nosotros veníamos de Ciudad Netzahualcoyotl a San Juan del Río, como no conozco muy bien nos pasamos y llegamos hasta donde hay unos panteones, nos dimos vuelta y como los niños tenían hambre pasamos a un OXXO, en el exterior estaba un Jetta con dos personas sospechosas tomando y muy agresivas, pero cuando nos arrancamos, los del Jetta nos alcanzan, uno de ellos que traía una sudadera azul, sacó una pistola, nos apunta y me ordena que me pare”.

Los ocupantes del auto Lupo llegaron a San Juan del Río a asistir al velorio de un familiar, esto fue durante la madrugada de ayer. Indicando Miguel Martínez Rodríguez que, al verse amagado se asustó y aceleró, pero como estaba muy cerca de una curva, perdió el control y volcó; los niños y las mujeres a bordo, salieron a gatas, pero ya los estaban esperando las dos personas del Jetta, que sacaron sus armas, los encañonaron y agredieron físicamente al conductor Miguel Martínez.

“El hombre de la sudadera azul que era el más agresivo, mis cuñadas al ver eso se echan a correr por que se espantaron, entonces recibí dos cachazos”, detalló el afectado.

Derivado de la volcadura, las mujeres y los niños estaban lastimados, fue por ello que Miguel solicitó a los ocupantes del Jetta (desconocían que fueran policías) que le ayudaran, que se llevaran lo que quisieran, y que les pidieran una grúa.

“La respuesta fue, ahorita te vamos a dar en tu m… p… chilango. Uno de ellos me encañona en la cabeza y el otro en el costado, me pidieron dinero, diciéndome que como le íbamos a hacer, lo le contesté que no traía dinero, que veníamos a ver un muertito junto a un panteón, y el sujeto me contestó, aquí no hay panteones, no seas pen…”.

A los pocos minutos arribó la patrulla de la SSPM 2892 por lo que afectado se dirigió hacia los oficiales pidiendo ayuda, informándoles que los querían asaltar; uno de los oficiales sacó un arma larga, en seguida llegaron al lugar seis patrullas las que rodearon al vehículo volcado para auxiliarlo, sin embargo, al notar la presencia de los sujetos armados (policías francos) se negaron a despojarlos de sus armas

“Los oficiales me decían que los otros sujetos no traían armas y al mismo tiempo me hacían a un lado junto con mis familiares, y yo les insistía que sí estaban armados”

Fue en ese momento, cuando la familia afectada se percató que los oficiales que llegaron reconocieron a los sujetos del Jetta, por lo que únicamente los esposaron y se los llevaron en la patrulla 03064. Además dijo el quejoso que en ese momento, los policías le informaron qué el hecho de traer un arma de fuego era una falta administrativa y por ello los iban a dejar libres.

Gracias a un conocido, la familia afectada acudió al Ministerio Público, donde el representante social dio inicio a la averiguación previa SJR/I/672/2011 por los delitos de portación de arma de fuego y lesiones dolosas, además de lo que resulte.

A las 14:50 horas de ayer, el coordinador de Zona (de la PGJE) Lic. Jerónimo Olvera Mendoza, a pregunta expresa sobre el estado legal de los policías involucrados, reconoció que se trataba de elementos policiacos, quienes estaban a disposición del Ministerio Público.

Los ocupantes del auto Lupo como los oficiales señalados por las faltas rindieron su declaración ministerial, además de los que los detuvieron, esposaron y trasladaron presuntamente a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal. Asimismo se informó que cuando a los lesionados los pasaron con el médico legista no hubo auscultación a fondo, sòlo les preguntaron sus nombres y demás datos.

Esta entrada fue publicada en Mundo.