«Fogatas» en el sol

 

apro).-

La sonda europeo-estadunidense Orbital Solar logró obtener las imágenes más cercanas al Sol que se conozcan a la fecha, y que han revelado un fenómeno hasta ahora desconocido.

Las imágenes han revelado pequeñas “fogatas”, como han nombrado preliminarmente los astrónomos a los remolinos amarillos y grises oscuros visibles gracias a las tomas obtenidas.

Se trata de puntos brillantes captados por el Extreme Ultraviolet Imager (EUI) de la nave espacial, que puede escanear la atmósfera exterior del Sol, conocida como la corona. No habían sido visto antes ni desde telescopios terrestres ni espaciales, de acuerdo con el portal Gizmodo.

Para captar las imágenes, la sonda se colocó a 77 millones de kilómetros del Sol, aproximadamente a la mitad de distancia entre este astro y la Tierra.

Orbital Solar es un proyecto surgido de la colaboración entre la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés). Fue lanzado el pasado 10 de febrero.

Bengalas en miniatura
“Estas fogatas son pequeños parientes de las erupciones solares que podemos observar desde la Tierra, un millón o mil millones de veces más pequeñas”, explicó el astrónomo David Berghmans, de acuerdo con un comunicado de la ESA. “El Sol puede parecer tranquilo a primera vista, pero cuando miramos con detalle, podemos ver esas bengalas en miniatura en todos lados”.

“Realmente no esperábamos resultados tan buenos desde el principio”, dijo Daniel Müller, del Observatorio Real de Bélgica. “También podemos ver cómo nuestros diez instrumentos científicos se complementan entre sí, proporcionando una imagen holística del Sol y el entorno circundante”.

Según Muller, la multitud observada de fogatas que se alzan hacia la corona, la atmósfera exterior del sol, son posiblemente las primas menores de las llamaradas solares ya conocidas.

Son millones –o miles de millones– de veces más pequeñas y quizás calientan la corona, que por razones desconocidas es cientos de veces más caliente que el Sol, añadió.

Berghmans consideró que podrían ser miniexplosiones llamadas nanollamaradas.

Se proyecta ahora que la sonda incline su órbita para capturar imágenes nunca antes logradas de los polos solares.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *