Angel María Garibay Kintana – Sacerdote

UNAM

Nació en Toluca, Estado de Mex., y murió en la ciudad de México (1892-1967). Realizó sus estudios de primaria y secundario en la escuela oficial de Santa Fe, Estado de México. En su adolescencia ingresó al Seminario Conciliar de México (1906). Como bibliotecario hizo inició traducciones del hebreo, griego y latín, familiarizándose con los códices y con los manuscritos en náhuatl. Se negó a ir a Roma a continuar estudiando. Fue ordenado sacerdote (1917) y iniciando su ministerio en Jilotepec, Estado de Mex., donde aprendió la lengua otomí recogiendo textos y tradiciones indígenas. Como profesor (1919) del Seminario enseñó humanidades y retórica. Posteriormente volvió a su vida de misionero en San martín de las Pirámides, Huixquilucan, Tenancingo y Otumba (1924-1941). Al lado de sus ocupaciones religiosas se hizo cargo de aspectos educativos, sanitario y agrícolas; en las comunidades indígenas inició pequeñas industrias entre los indígenas y profundizó su conocimiento del náhuatl y del otomí, también llegó a dominar varias lenguas clásicas como el francés, alemán, italiano e inglés. Fue nombrado canónigo lectoral de la basílica de Guadalupe (1941). Realizó algunas traducciones a partir del hebreo, del arameo y del griego sobre las Sagradas Escrituras . A partir de 1940 inició varias publicaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue nombrado Doctor Honoris Causa por la UNAM al festejarse el cuarto centenario de su fundación (1951), al año siguiente fue nombrado profesor extraordinario de la Facultad de Filosofía y Letras; más tarde en 1956, fue director del Seminario de Cultura Náhutl, dependiente del Instituto de Historia, formando alumnos como Miguel León-Portilla y Rubén Bonifaz Nuño. Se le designó como miembro de las academias mexicanas de la Lengua (1952) y de la Historia (1962); del mismo modo que el Vaticano lo designó como Prelado pontificio. Es autor de varios escritos: «La poesía lírica azteca; esbozo de síntesis crítica», en Ábside (1937); Llave del náhuatl (1949, revisada en 1961); Poesía indígena de la altiplanicie (1949); Códice de Metepec (1949); La épica náhualt (1952); Reproducciones de texto de los informantes indígenas de Sahagún en Tlalocan (1943-1957); Historia de la literatura náhuatl (1953-1954); Supervivencias de cultura intelectual precolombina entre los otomíes de Huitzquilucan (1957); Veinte himnos sacros de los nahuas (1958); Xochimapictli (1959); Vida económica de Tenochatitlán (1961). Tradujo los textos nahuas de la Visión de los vencidos. Relaciones indígenas de la Conquista (1959); Poesía náhuatl: I Romances de los señores de la Nueva España, manuscrito de Juan Bautista de Pomar, Texcoco (1582); II Cantares mexicanos; III Cantares mexicanos segunda parte. Editó Historia general de las cosas de Nueva España de Bernardino de Sahagún (1956), Relación de las cosas de Yucatán de fray Diego de Landa (1959), Historia antigua y de la Conquista de México de Manuel Orozco y Berra (1960), Historia de las Indias de Fray Diego de Durán (1961); comentario y edición del Códice Carolino (1967).

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *