Mercedes Barcha, la cómplice y todo de «El Gabo»

La Jornada

Este sábado falleció en su casa de la Ciudad de México, a los 87 años, Mercedes Barcha Pardo, viuda del Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014).

De acuerdo con el diario El Tiempo de Colombia, “desde hace meses padecía problemas respiratorios. Murió en compañía de sus hijos y nietos”.

Según la prensa colombiana, las cenizas de la cómplice eterna de Gabo serán trasladadas a Cartagena, en la costa caribeña de ese país, para que reposen junto a las del escritor, en el Claustro de La Merced.

Ella fue el pilar amoroso y solidario que hizo posible que García Márquez se encerrara durante 18 meses a escribir la que se considera piedra angular de su obra: Cien años de soledad. El mismo Gabo narraba que Mercedes tuvo que empeñar hasta la plancha para que la novela pudiera llegar a sus editores.

Se conocieron en 1941, cuando ambos eran niños (él de 13, ella de nueve años). Se casaron en 1958 y tuvieron dos hijos: Gonzalo, quien es diseñador gráfico, y Rodrigo, director y productor de cine y televisión.

“Él ya era un genio cuando se casaron, pero sin Mercedes no habría logrado hacer todo lo que después consiguió en la literatura y en la vida”, comentó Gerald Martin, biógrafo del Nobel a El Tiempo, cuando ella cumplió 80 años.

Jaime Abello, director general de la Fundación Gabo, así como su consejo rector, lamentaron el fallecimiento de Mercedes. En un comunicado explicaron que murió por la mañana del sábado: “descansa en paz después de una vida plena. Su personalidad era única, una mezcla singular de inteligencia absoluta, fortaleza de carácter, pragmatismo, curiosidad, sentido del humor y hermetismo.

“Hoy la despedimos, agradeciéndole su cariño, apoyo y paciencia en los más de 25 años que ha tomado el desarrollo de la Fundación Gabo. Querida Mercedes, que fuiste polo a tierra, jamás te olvidaremos. Tu recuerdo nos inspirará”.

De ascendencia egipcia, Mercedes nació en Magangué (municipio colombiano localizado a orillas del río Magdalena, en el departamento de Bolívar), el 6 de noviembre de 1932.

Abello recordó que muchos de los buenos momentos que vivió con García Márquez también fueron al lado de ella, a quien los amigos llamaban con cariño “la Gaba”.

En una entrevista para la revista argentina Crisis, Gabo afirmó: “Mi signo es Piscis y mi mujer, mi esposa, es Mercedes. Éstas son las dos cosas más importantes que han sucedido en mi vida; gracias a ellas, por lo menos hasta el momento, he conseguido sobrevivir escribiendo”.

Barcha Pardo pocas veces apareció en los medios. Una de las escasas entrevistas que concedió fue la publicada en el libro Gabo periodista (2021), que se reproduce en https://fundaciongabo.org/es/noticias/articulo/recuerdos-de-una-conversacion-con-mercedes-barcha

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *