Descubre lo peculiar de Beethoven, Bach y Mozart

 

Javier Platas convoca a descubrir lo peculiar de Beethoven, Bach y Mozart

Daniel López Aguilar

La Jornada

Tres titanes de la música clásica: Ludwig van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart y Johann Sebastian Bach protagonizarán el conversatorio Dosis clásicas para la pandemia, que impartirá el violonchelista Javier Platas Jaramillo.

El encuentro virtual, cuyas localidades cuestan 50 pesos, se articula por cuatro sesiones que se realizarán los lunes (del 14 de septiembre al 5 de octubre) a las 19 horas en el sitio electrónico https://bit.ly/32hFjXz.

La finalidad es abordar su vida y su obra, así como compartir algunas curiosidades que giran alrededor de esos genios universales, explica Javier Platas (Ciudad de México, 1959) en entrevista con La Jornada.

“La primera actividad –añade– se titula Ludwig y Cirilo. En ésta aludiré a las fascinantes similitudes que existen entre los sones mexicanos con, por lo menos, tres piezas del genio de Bonn. En 1987 estudié análisis musical con el maestro Humberto Hernández Medrano, cuando me atreví a decirle que el scherzo de la séptima sinfonía sonaba a Huapango. A lo que él respondió: ‘escucha el tercer cuarteto’.

“Me sorprendí bastante porque escuché El jarabe tapatío, pero además en el segundo concierto para piano identifiqué a Pica perica, canción que actualmente se interpreta en el norte del país, y también en la Séptima, a El rascapetate, respectivamente.

Otra singularidad es que en la sonata 32 para piano se escucha como boogie-woogie, estilo de blues basado en ese instrumento de forma rápida y bailable. Estoy seguro de que los asistentes virtuales disfrutarán adentrarse en la composición del luminoso maestro alemán, de quien se cumplen (en diciembre) 250 años de su natalicio.

Las charlas restantes que integran el conversatorio Dosis clásicas… son Ludwig van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart y Johann Sebastian Bach.

“Otra situación bastante interesante –acota el también productor radiofónico– es que Mozart podía hablar al revés. De ahí que muchos lo aludan como Trazom (su nombre invertido). Él solía hablar así con su prima, y era muy mal hablado, por cierto.

Bach realizaba muchísimas cosas: daba clases de coro, de teclado, tocaba el órgano, componía, hacía arreglos musicales y cantatas para los servicios religiosos; tuvo 20 hijos y solía pelear con los músicos que él consideraba poco hábiles.

Enorme herencia cultural
Platas Jaramillo considera de vital importancia examinar la obra de estos compositores sin dejar de lado su vida personal.

“Hay mucha tela de donde cortar mientras se escrudiñen ambas facetas. Sus relaciones amistosas y pasionales revelan rasgos muy peculiares de su personalidad, que incluso contradicen a las leyendas más famosas. Se dice que Salieri era enemigo de Mozart. Sin embargo, recientemente se halló una pieza escrita por ambos, junto con otro músico que hasta ahora se desconoce. Las obras de estas colosales figuras de la música denominada clásica representan una enorme herencia cultural envuelta en espíritu y emoción que todos debemos conocer. ¿Por qué? Porque simplemente nos hace mejores personas. Escuchar sus composiciones nos permite crecer como seres humanos en distintos ámbitos.

Muchas personas creen que este tipo de música es aburrida porque no la conocen. Se quedan con el prejuicio de los demás y no muestran mayor curiosidad. Si les diéramos oportunidad a estos señores, y a muchos otros como Chaikovski, Mahler o Shostakóvich obtendríamos grandes satisfacciones.

El músico Javier Platas, quien desde 2016 lleva a cabo una investigación sobre la relación de Beethoven con el mariachi tradicional, recalca que estos compositores escribieron música para muchos instrumentos.

“Beethoven es sinónimo de piano; Bach, de órgano, Mozart, de violín, de flauta, de arpa, entre otros. Los retratos que existen de ellos son demasiado serios, pero ese semblante dista mucho de su alegría, espíritu y relajo.

“Hay una cantata del café, de Bach, muy chistosa. Mozart era un gran bromista: hizo algunas piezas corales cuya letra es bastante escatológica, y Beethoven tiene sus sinfonías, conciertos para piano o sus cuartetos.

Si las personas se dieran la oportunidad de unirse a esta charla, quizá podamos derribar juntos opiniones erróneas y preconcebidas para abrir la puerta de cuatro universos muy distintos, incluido el de Cirilo Marmolejo, mariachero de principios del siglo XX.

Producido por la compañía Teatro del Mundo Producciones, Dosis clásicas para la pandemia se realizará los lunes a las 19 horas en https://bit.ly/32hFjXz. Después de pagar, al usuario se le envía un vínculo para poder ingresar a una sala virtual.

 

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *