México es primer lugar en discapacidad en mujeres y noveno en hombres

Discapacidad, alza por depresión; quita años de vida

México es primer lugar en discapacidad en mujeres y noveno en hombres al quitar años de vida saludable; es un problema que requiere atención: psicóloga

El número de personas con depresión ha ido en aumento en los últimos años; la pandemia lo ha potenciado | Foto: Eduardo Murillo
Maribel Sánchez

Diario de Xalapa

El llanto, la apatía, la indiferencia, el aislamiento y la pérdida de placer son solo algunos de los síntomas de la depresión, trastorno mental que en México ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres, en cuanto a la pérdida de años de vida saludable.

La psicóloga Samantha Facundo Lorenzo declaró en una entrevista que la depresión es un problema de salud pública que requiere mayor atención. Y es que de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, 34.85 millones de personas se han sentido deprimidas.

La profesional asevera que si de por sí ya se veía un aumento en el número de personas con depresión en los últimos años, la pandemia lo ha potenciado. Aún más, alerta que la mayoría de quienes la padecen no lo sabe, con resultados que a veces llegan a ser fatales.

En niños, expuso, desde 2017 ha crecido el suicidio infantil y uno de los factores es la depresión generada por desatención, falta de respaldo o atención.

LOCAL

Te pueden ayudar si sientes angustia, miedo y soledad
En entrevista, el especialista explica que es alto el porcentaje de quienes no reciben ni atención médica ni contención emocional, por lo cual es plausible la instauración del 13 de enero como “Día mundial de la lucha contra la depresión”.

Conmemorar esta fecha y aprovechar para compartir información u organizar actividades para reflexionar sobre la depresión es algo necesario porque nos permite como sociedad ser capaz de darnos cuenta de lo que está sucediendo; no es algo que debamos pasar inadvertido.

¿Pero qué es la depresión? Samantha Facundo define como una afectación al funcionamiento y rendimiento en las actividades de las personas. Una enfermedad que se puede volver crónica, que tiene diferentes grados y que, según su gravedad, necesitará o no de tratamiento con fármacos suministrado por un psiquiatra. La buena noticia es que sí tiene cura.

¿SUFRES TRISTEZA O DEPRESIÓN?
Quienes tengan dudas de si ellos o algún familiar o conocido pueden estar cursando este padecimiento, identificar identificar si solo se está triste —algo que como estado emocional es natural si hay un detonante— o hay necesidad de aislamiento, baja autoestima, desesperanza, presencia de ansiedad y existe incapacidad para disfrutar lo que antes causaba alegría.

Además de lo emocional, puede haber dolores persistentes de cabeza o del sistema digestivo, en las personas, insomnio o exceso de sueño, llanto fácil, falta de apetito o la necesidad de comer constantemente.

Foto: Archivo Diario de Xalapa

“Cuando este estado se ha prolongado por seis meses o más tiempo estamos hablando de depresión y habrá que pedir apoyo profesional”, indica. El paso inicial, orienta, será con un médico general o psicólogo, quien identificará el tipo de depresión en el cual está la persona: leve, moderada o grave. La psicoterapia y algunas actividades pueden ser suficientes para las primeras.

No obstante, detalla que en situación grave debe acompañarse de fármacos prescritos por el psiquiatra. Esta persona será acompañada tanto por el médico especialista como por el psicólogo. Además, los así tendrán una participación relevante, pues en esta etapa puede haber cuestionamientos en torno a la vida, como ideas suicidas.

FÁRMACOS
El psiquiatra Oswaldo Martínez Higareda expresa que es fundamental difundir que la frecuencia es frecuente y no es signo de debilidad o motivo para sentirse apenado.

Superarla no es de voluntad, requiere tratamiento especializado y puede ocurrir en cualquier etapa de la vida. Además de las mujeres, los adolescentes y adultos mayores son quienes con mayor frecuencia la viven.

Sobre los que se le suministran a quienes están en situación grave, “son antidepresivos cuya función es actuar sobre neurotransmisores medicamentos relacionados con la regulación del estado de ánimo.

LOCAL

Puedes tener trastornos de pánico; ve resultados son los síntomas
Para que el tratamiento sea efectivo debe haber un seguimiento de parte del especialista, pues puede haber efectos secundarios, además, la interrupción del tratamiento por decisión propia puede acarrear graves consecuencias ”.

PANDEMIA
El aislamiento, dejar de convivir con los amigos, sentir temor a lo desconocido, perder interés por la vida o arrastrar duelos por familiares o amigos crean un contexto favorable para la depresión, apunta el psiquiatra.

Ante ello, dice, se debe mantener la comunicación a través del teléfono, aplicaciones o redes sociales.

Recomendó en casa, cuidar la alimentación y realizar visitas periódicas a los profesionales de la salud mental, sin que para ello ejercite necesariamente se tenga algún síntoma relacionado con un trastorno.

ADOLESCENTES Y NIÑOS
Samantha Facundo y Oswaldo Martínez exhortan a los padres de familia a poner especial atención a los adolescentes y niños.

“En adolescentes es complejo porque de por sí ni ellos mismos están entendiendo, aun así es muy importante preguntarles cómo se sienten y observarlos, porque muchas veces no hablan pero sus conductas dicen mucho. Los niños sí se expresan; hay que oírlos ”.

LOCAL

Cuidado con tus emociones; ira, tristeza y ansiedad riesgo de cáncer
Finalmente, aconsejaron a la sociedad no juzgar y aprender a escuchar, a abrazar, a prestar el hombro para que alguien más llore en él.

Enfatizaron que alguien con depresión con regularidad no percibe las cosas de manera realista: “Necesita ser escuchada, sentirse apoyada. No se ofenda si en los primeros intentos no acceda a levantarse de la cama o el sofá. Solo hay que saber estar ”.

Esta entrada fue publicada en Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *