Mega Ofrenda en La U N A M

Octavio Paz, inspiración de Mega ofrenda 2008 en CU

Frases extraídas de la obra literaria del Premio Nobel inspiraron el colosal conjunto de ofrendas del XI Festival Universitario de Día de Muertos.

Foto: Alfonso Hernández /

El Sol de México

Organización Editorial Mexicana

Claudia Rodríguez 

El Laberinto de la Soledad y la figura de su autor, Octavio Paz, inspiran el colosal conjunto de ofrendas que se exponen en la explanada central de Ciudad Universitaria, y que la noche del martes fue inaugurada por el rector José Narro Robles.

Frases extraídas de la obra literaria del Premio Nobel y la figura de éste inspiraron el colosal conjunto de ofrendas del XI Festival Universitario de Día de Muertos, Mega ofrenda 2008 que, como cada año, se realiza en la explanada central de Ciudad Universitaria.

El rector de la UNAM, José Narro Robles, realizó un recorrido por la exposición de aproximadamente 12 mil metros cuadrados, donde se montaron más de 65 ofrendas con la participación de escuelas y facultades, así como del Sistema Incorporado de la UNAM, asociaciones civiles, representación sindical y población interesada.

Muerte y vida, júbilo y lamento, canto y aullido, se alían en nuestros festejos. Como escribió el propio Paz, no hay nada más alegre que una fiesta mexicana, pero también no hay nada más triste. La noche del jolgorio, como ésta en Las Islas de CU, es también de duelo, para recordar a los que se han ido, a los que emprendieron ese viaje sin retorno.

“¿Qué me importa la muerte, si no me importa la vida?”, escribió Paz, y esta frase fue tomada para la Mega ofrenda 2008, que con el cempasúchil, las calaveritas de azúcar, chocolate o amaranto; el papel picado y el olor a copal perpetúa una de las tradiciones ancestrales de la cultura nacional.

Con ella, la UNAM, a través de la Dirección General de Atención a la Comunidad Universitaria de la Secretaría de Servicios a la Comunidad, refrenda su compromiso de ser partícipe en la preservación y difusión de esta festividad prehispánica que, en su forma indígena, fue proclamada por la UNESCO, en 2003, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

SIGNIFICADO DE CADA PIEZA DE LA OFRENDA

Más de dos mil 800 estudiantes, académicos y trabajadores universitarios recuerdan en sus ofrendas, su figura, su obra, y cuatro de los nueve temas tratados en el innovador estudio antropológico del pensamiento e identidad popular: Máscaras mexicanas; todos santos. Día de Muertos; Los hijos de la Malinche y La inteligencia mexicana. Además, una de las tres partes del ensayo Posdata: Olimpiada y Tlatelolco.

En los altares hay flores amarillas, que representan la tierra, y moradas, que significan luto; velas, que con sus llamas simbolizan la ascensión del espíritu y guía de camino; y cirios, que son como el ánima sola.

También rebozan de las dádivas que brinda la naturaleza: frutas, cañas, naranjas, tejocotes, duraznos; de platillos y bebidas, para agradar a los difuntos; del humo del incienso y del copal, que significa el paso de la vida a la muerte.

This entry was posted in Mundo.

Deja un comentario