“Esperanzas de libertad”

ESPERANZAS DE LIBERTAD.  

Felipe Martínez Soriano   

Algún día saldré de aquí,Muy noche o en la madrugada,Cuando las iglesias estén cerradasY las calles desérticas y frías. 

Cobijado en el silencio de la nocheBajo un cielo nublado y borrascosoAcompañado del canto solemneDe los sapos y las ranasY por la luz intermitente de las luciérnagas. 

O bien con la claridad de la luna y las estrellasCaminaré por rumbos, hoy tan diferentes, Tal vez miedoso, extraño o indiferente.Como un peregrino anónimoPor los caminos de la vida. 

Atrás quedaron los años del cautiverioLas angustias y sufrimientos Que lastimaron el corazón y el pensamiento,Pero sin vulnerar convicción y conciencia. 

Esperanzas de libertadSoñadas en tantas y tantas nochesOscuras y silenciosas o en luna llenaInterrumpidas solo por el canto de los pajaros. 

Cuando llegue ese día,Exclamaré con júbilo la salidaCon un adiós a los gruesos muros,Celdas frías y pasillos solitarios,Interrumpidas por el ruido de las llaves y candadosAdiós a los controles electrónicos,Llamados curiosamente “diamantes”,Adiós a las botas rechinables de custodios,Pases de lista y revisiones humillantes. 

Adiós a las toscas y frías mesas y bancos Del comedor y de los patios vigilados,“protegidos” con alambrados filosos y electrónicos,De las torres con vigías insolentes. 

Adiós a las cámaras fotográficas,Instaladas en locutorios y salas “familiares”,Y en lugares transitables. 

Adiós a los micrófonos electrónicos,Que informan hasta de intimidades Adiós a las rejas y el aislamiento que consumeVoluntades, carácter y temperamentoPara caer en insolentes frustraciones. 

Salvados los obstáculos, Pensando siempre en esperanzas de libertad,Sin tristezas de recuerdos efímerosSe seguirá construyendo caminos de felicidad. 

Porque afuera familiares y amigos esperan,Con alegría nuestra sorpresiva llegadaRecibiendo abrazos, ramos de flores y felicitacionesEntre música, poemas y canciones. 

En el curso de la recepción festivaLlena de tradiciones e indigenismo Con palabras alusivas de bienvenidaTodo con sencillez, voluntad, dignidad,Sin codicia, envidia y maldad. 

Contestaré a todos con manifestaciones de alegría,Deseoso de volver con el gis y el pizarrónTransitar por clínicas y hospitales,Universidades y otras escuelas,Para hablar de educación y sociedad. 

Agradeceré la recepción y solidaridad A los obreros, campesinos, estudiantes,Profesionales de pensamiento progresistaCon demandas de justicia y libertad. 

Así cumpliré sueños e ilusiones, Y el cuerpo marchitado por el tiempo,Rejuvenecerá como plantas en primaveraEmbelleciendo con verde esmeralda la pradera. 

En el campo donde el sonido es tenue y dulceEl agua cristalina de los arroyuelos,El viento que mece los abetos y los pinos,La brisa que acaricia las mejillas,Como en las playas, valles y montañas tropicales. 

Con esa belleza admiraré el crepúsculo,El cielo de azul infinito, belleza indescriptible,Porque la libertad deseadaEstará conmigo. 

Septiembre de 1997. 

CEFERESO No. 1, ALMOLOYA DE JUAREZ, ESTADO DE MEXICO.

Esta entrada fue publicada en Mundo.