“Reflexiones” del Dr. Felipe Martínez S.

OPULARES EXPRESADOS EN CAMPAÑAS COMPROMISOS  P ELECTORALES NO DEBEN QUEDAR EN EL AIRE  

      Aunque el Instituto Federal Electoral (IFE), señaló  escaso tiempo para la campaña política en el 2009 y para la Coalición “Salvemos a México” autorizó menos recursos económicos en relación al PRI, PAN y PRD, que fueron amplios  y se antojó decir exagerado, que el pueblo lo vio con creces, también los que participamos en la  oposición Todo pareció  consigna oficial contra PT-Convergencia. Y los resultados: carro completo para el PRI  y eso no es de extrañarse, viejos vicios y costumbres mafiosas. 

      

 Los que hicimos campaña de una manera consciente y con convicción social y  por la democracia nos sentimos bien y por tener una responsabilidad moral para expresarlo con la fuerza del corazón y del pensamiento. Y en ese sentido, me permito hacer Un Llamado Cordial y  Sincero: 

       A todos los candidatos propietarios y suplentes que participamos en la Coalición “Salvemos a México”, es decir, a los Once Distritos Federales de Oaxaca. También a los Coordinadores generales de las Campañas, a los brigadistas mujeres y hombres, y a los  simpatizantes, a volver a las comunidades y decirles que sus inquietudes planteadas, están siendo canalizadas al Amplio Movimiento Social que encabeza el Presidente Legítimo de México, Lic. Andrés Manuel López Obrador, y que ayudaremos con trabajo para contribuir al cambio social que deseamos.

     Porque en las ciudades, municipios, pueblos, agencias y rancherías donde anduvimos, encontramos una realidad lacerante de antaño. Todo lo que rodea es doloroso: “comercio sin moralidad, placer sin conciencia, riqueza sin trabajo, educación sin carácter, ciencia sin humanidad, veneración sin sacrificio, lenguaje público sin veracidad, leyes sin eficacia, corrupción sin castigo, convivencia sin confianza. Toda impunidad”  

     Lugares con naturaleza y belleza indescriptibles. Pero donde no se palpa aún la democracia de la que tanto se habla por jilgueros priistas y rancios politiqueros. Tampoco existe plena Libertad y Justicia Social, pues hay gentes sin techo y sin tierras, para indígenas campesinos abunda la ausencia de trabajo y sólo hay desnutrición  en todos los niveles críticos y clínicos, asimismo, falta de atención a la alimentación, salud y educación 

      Falta pues un programa  político-social y de democratización de la vida mexicana que rompa con el sistema político de Partido de Estado y con el Presidencialismo. “Y porque la palabra es mitad de quien la habla y mitad de quien la escucha” La Montaigne. Pero eso requiere de  Un Congreso Constituyente para la Vía Pacífica y de tránsito a la democracia con filosofía humanista, elecciones y resistencia civil para defensa de la voluntad popular. 

    Y porque esa realidad que vimos y la que rodea a los pueblos marginados es dolorosa. Y  porque “para los dueños del poder que sueñan con un mundo quieto, la historia es subversiva porque cambia siempre. En eso tienen razón. Aunque los Escuadrones de la Muerte, máquinas de acoso  asesinan desde las sombras, es decir, donde “reina el silencio”. 

     Además los convoyes militares observados en caminos, ríos y plazas públicas, son  muestra evidente de la militarización de la sociedad y es todo una injusticia. Y ese trato no corresponde a Oaxaca que es la tierra de Juárez, del Gral., Antonio de León, de Valerio Trujado, del Indio Nuño, de José  Vascóncelos. Tampoco interesan las fronteras amenazadas, porque eso genera economía de guerra y porque las armas vienen de afuera para los enemigos que están adentro. 

     No conviene a Oaxaca lo que el Estado actual realiza. Es decir, ese Estado Calderonista, que multiplica policías y soldados, que prefiere cárceles en lugar de  fábricas, que prefiere además las armas que la educación y la salud, que multiplica en sí los presos pero no las fuentes de trabajo. Ni procura el campo que es lo peor y prefiere en este punto la migración de indígenas campesinos. 

     Entonces, lo observado en el Distrito 03 (Etla, Nochixtlán y Huajuapan)  parte del campo oaxaqueño es bastante excepcional, porque en ellos se da la desigualdad extrema y no hay paz con justicia social. Y eso, produce la descomposición  social, que tarde o temprano, haría estallar al país. También porque los fueros son una invitación a la revuelta y debilitan el espíritu nacional y  por ser contrarios a la moral pública a la paz y al equilibrio político de la nación. 

     Por lo anterior, el campo y el pueblo oaxaqueño y mexicano está dolido, como lo están las madres del 68, los asesinados y desparecidos en Oaxaca en el 2006, los de Atenco, los de Acteal, los de San Blas Atempa, los mineros de Pasta de  Conchos. Dolidos todos porque se perpetua la impunidad, el falso Estado de Derecho, la Injusticia y todo lo que concierne al Neoliberalismo. 

     Por ello, es válido reiterar el llamado para seguir organizándonos en busca de la Unidad  pero bajo principios políticos e ideológicos. No simplemente la Unidad  a toda costa como ha sido costumbre en algunos partidos. Pues en esa forma se da el fuego amigo que conduce a situaciones adversas a un verdadero organismo de clase política deseada. Ojalá el llamado sea bien.    

                              Dr. Felipe Martínez Soriano.         Julio 29 del 2009.

Esta entrada fue publicada en Mundo.