“El Ultimo trofeo” de Mario Rodríguez

“AQUELLOS TIEMPOS”.

 

 

Mario Rodríguez Estrada.

 

 

“EL ULTIMO TROFEO”.-

 

 

Corrían tiempos de tristeza en los amplios patios de nuestra Universidad, aquel frío invierno del año 1964, su primer Rector real aprestaba cansinamente sus documentos y papeles personales, pues el C. Gobernador en turno le había “pedido”, con todas las coacciones políticas habidas y por haber, abandonara su cargo, so pena de inventarle o descubrirle desfalcos “administrativos”, cosa que logró al aplicarle la ley del “garrote” a su despacho de abogados, causando serios disgustos familiares que orilló a la muerte a su señora esposa y amargó para siempre el antes bonachón carácter de su hijo Fernando Jr…Don Fernando Díaz Ramírez, para hacer frente a los “inventados” y recién “descubiertos” derechos fiscales no pagados, hubo de vender su bien  provista y completa colección de monedas mexicanas, por un irrisorio precio, que cubría exactamente su adeudo.

 

 

El equipo Universitario de Basquetbol, formado por Salvador “ Chava”  Septién, con el apoyo de los Profesores Rodríguez Estrada y Arellano, juntándose con los jugadores universitarios del equipo de la Casa de la Juventud, a cargo del Dr. Miguel Padilla y del Dr. Jesús Ramírez, habían logrado conquistar, ese idéntico mes, a los eternos Campeones del Basquetbol Queretano, los aguerridos equiperos del “Tesorería”, la supremacía del mismo, recibiendo el trofeo que los acreditaba como los primeros campeones de primera fuerza estatal…sabiendo los jugadores de la tormenta en “su” Universidad y en contra de su admirado y entusiasta Maestro y Rector, acordamos en reunirnos para entregárselo antes de que se fuera, en reconocimiento al apoyo que siempre otorgó a los deportes en la misma, desde los primeros gloriosos años de su vida académica, en que llegaron a ser los equipos de voleibol, atletismo y  natación, los primeros en la órbita estudiantil nacional,  en la década de los años cincuentas.

 

 

Al Licenciado Díaz Ramírez le faltaba precisamente el logro de un deporte que siempre había estado presente en la vida estudiantil de la Universidad, pero que por una u otra causa, jamás había podido conquistar, no obstante los esfuerzos denodados y constantes de sus alumnos, encabezados por el famoso “Chihuahua” Salvador Septién y su hermano Pedro…así Florencio Montes, Domingo Guerrero, Antonio Hernández, Carlitos “El Chiquito” Sánchez, Dr. Jesús Ramírez, y los Profes. Alejandro “Carita” Arellano, Mario Rodríguez Estrada, Chava y Pedro Septién…el viejo Maestro al vernos entrar a su antigua oficina rectoral, nos recibió a todos con un abrazo y con lágrimas en sus ojos, nos dio las gracias por ese último reconocimiento, que conservaría, dijo, entre los más preciado…lamentándose de no podernos ofrecer nada a cambio, pues ya estaba casi de salida y poco tiempo tenía para empacar sus escasas pertenencias…pero que siempre nos recordaría…cosa que cumplió pues siempre que nos encontraba en la calle cerca de su despacho, nos saludaba con claro afecto…y esta, estimados amigos, es la historia de la entrega del último trofeo que recibiera nuestro querido Maestro…el recordado e inolvidable Lic. Don Fernando Díaz Ramírez…les saluda su amigo de “Aquellos tiempos”…Mario RE.-