El Parque “Fundidora” en Monterrey

Podrían declarar al Parque Fundidora

Patrimonio de la Humanidad

Judith Amador Tello

(apro).-

Entre las candidaturas a la Lista de la Humanidad, que el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO revisará en su próxima reunión –del 19 al 22 de junio– en París, Francia, se encuentra el Parque Fundidora Monterrey, localizado en la capital de Nuevo León, que, de ser aceptado, se convertiría en el primer bien de carácter industrial de México inscrito en la lista.

La historia del parque se remonta a principios de 1900, cuando el 5 de mayo de ese año la empresa siderúrgica Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S.A., se fundó y estableció en ese sitio. Durante 60 años produjo artículos de fierro y acero como rieles, alambrón, varilla corrugada, estructuras y ruedas para ferrocarril entre otros (www.parquefundidora.org). A partir de los años sesenta se dedicó a la elaboración de aceros planos.

“Dentro de los logros realizados por esta empresa, destaca la proyección de una serie de expansión y modernización que abarcaron los años de 1957 a 1977, tendientes a modernizar la tecnología siderúrgica de Fundidora Monterrey. A partir de los años 70’s se inicia el paulatino decaimiento de la empresa. Una combinación de problemas sindicales, de producción, devaluación económica, deuda financiera, entre otros, llevó a la considerada primera industria siderúrgica de América Latina a la quiebra el 9 de mayo de 1986.”

Según la información de la organización de Parque Fundidora, luego de la liquidación de obreros y demás trabajadores de la empresa, el entonces presidente Miguel de la Madrid (quien inició la privatización o desaparición de varias empresas paraestatales con el pretendido proyecto de “adelgazamiento del Estado) decidió ceder al estado de Nuevo León los terrenos de la Fundidora y sus instalaciones para la creación de un parque ecológico.

Se comenzó en aquellos años con el retiro de parte de las instalaciones industriales para abrir espacios y sembrar árboles. En julio de 1989 se aprobó un plan maestro del cual “se desprendieron otros planes” que permitieron la construcción del Centro de Exhibiciones, conocido como Centro Internacional de Negocios (Cintermex), un parque de béisbol para ligas infantiles de Nuevo León, se restauraron los edificios de la Antigua Escuela Adolfo Prieto y Recreativa Acero, “proyectados para eventos sociales y culturales”, se construyó un hotel de cinco estrellas, una feria de diversiones, un teatro al aire libre, y el Archivo Histórico de Fundidora.

La imagen que el Parque tiene actualmente debe a haber sido sede del llamado Fórum Universal de las Culturas realizado en 2007, más célebre –según reportó entonces en varios reportajes el semanario Proceso– por los “trinquetes” en que se vieron inmiscuidos sus organizadores, Gastón Melo, entre ellos (quien cobraba mensualmente 22 mil dólares, equivalentes entonces a 238 mil pesos) como el propio gobernador del estado Natividad González Parás “por permitir que prosperara la desorganización, el despilfarro y la deshonestidad”.

Todo ello pareció quedar atrás cuando, el 24 de febrero de 2001, el Parque Fundidora “logra concretar su máxima transformación al ser declarado Museo de Sitio de Arqueología Industrial, con su tradición histórica como elemento principal dispuesto al servicio de la comunidad”, subraya el sitio web de la organización Parque Fundidora creada para el Fórum.

Ahora tiene nuevos atractivos, se ha integrado a la Macroplaza, a través de segunda sección Fundidora II, de 28 hectáreas, tiene una pista de hielo, un “macro-estacionamiento, el Museo del Acero Horno 3. Lo cierto es que como informó Proceso en su momento, la unión entre la Macroplaza y el Parque estaba dentro de los planes de construcción de infraestructura para el Fórum.

Se planeaba unirlos mediante el paseo Santa Lucía, “un río artificial navegable construido a lo largo de 2.5 kilómetros, con una anchura de entre nueve y 15 metros, con 1.20 metros de profundidad y capacidad de 44 mil metros cúbicos”, pero como es común en este tipo de proyectos (como el Bicentenario) no estuvo listo a tiempo y se abrió posteriormente.

En la reunión de la UNESCO se analizarán candidaturas presentadas por otros 40 países, entre ellas la obra arquitectónica de Le Corbusier, por su contribución al movimiento moderno, presentada conjuntamente por Alemania, Argentina, Bélgica, Francia, Japón y Suiza. Hay países como Barbados, Congo, Emiratos Árabes Unidos, Jamaica, Micronesia y Palau, que aún no cuentan con ningún sitio inscrito y de ser aceptadas sus propuestas sería su primera aparición en la Lista del Patrimonio Mundial.

Esta entrada fue publicada en Mundo.