Hu Jai sin el Nobel de La Paz

_44536138_hu1203bd.jpg integracion-social-03.jpg

Hu Jai sin el Nobel de La Paz 

Un destacado activista que denunció abusos de derechos humanos en China fue condenado en Pekín por incitar a la subversión. De acuerdo a la sentencia, pasará tres años y medio en la cárcel.

Hu Jia, de 34 años, fue sentenciado por “incitar a la subversión contra el poder del
Estado y el sistema socialista”

El corresponsal de la BBC James Reynolds, quien estuvo en las afueras de la corte junto a otros periodistas, occidentales y activistas, dijo que la audiencia se demoró apenas 20 minutos.

Hu Jia realizó durante años campañas en favor del medio ambiente, la libertad de credo y los derechos de las personas con VIH y SIDA.

A partir de 2006 pasó largos períodos de arresto domiciliario, que enfrentó junto a su esposa en su apartamento de Pekín, recuerda Reynolds.

La sentencia llega un día después de que grupos defensores de los derechos humanos acusaran a China de llevar a cabo una campaña para silenciar la disidencia de cara a los Juegos Olímpicos.

El caso de Hu Jia atrajo gran atención internacional de parte de grupos de derechos humanos y diplomáticos.

 

Una portavoz de la embajada de Estados Unidos en Pekín dijo que su país está “sorprendido”, mientras que la Unión Europea hizo un llamado para la inmediata liberación de Hu.

Antes de ser detenido el año pasado, Hu criticaba abiertamente las políticas de China en una variedad de temas.

Los corresponsales dicen que se había convertido en una fuente unipersonal de información, pasando datos a periodistas, organizaciones y embajadas.

La evidencia presentada en contra de Hu en el tribunal incluyó entrevistas dadas a medios extranjeros y artículos políticos que escribió para la Internet.

Luego que el juez dictó la sentencia, Hu permaneció dentro del tribunal unos minutos más, que aprovechó para despedirse de su familia antes de ser trasladado a la cárcel, dice Reynolds.

Sólo su abogado salió a enfrentar a quienes aguardaban fuera.

“Como abogados proponemos que Hu Jia apele esta sentencia, pero es él quien debe decidir qué hacer y esperaremos a que tome la decisión

“Aún no hemos tenido la oportunidad de intercambiar ideas con él”,

Hace dos semanas, otro activista, Yang Chunlin, fue encarcelado por acusaciones similares.

La organización internacional de derechos, Amnistía Internacional, acusó al gobierno de Pekín de soltar una “ola de represión” antes de los Juegos Olímpicos.

Según la organización, las autoridades están reprimiendo a aquellos críticos del gobierno en un intento por presentar una imagen estable y armoniosa cuando los Juegos se inauguren en agosto.   “Acusaciones infundadas”  

Por su parte, la Sociedad China para los Estudios de los Derechos Humanos acusó a Amnistía Internacional de parcialidad y de ignorar los avances positivos del país en favor de los derechos humanos.  

El mes pasado el premier chino, Wen Jiabao, fue cuestionado sobre el caso de Hu Jia.  

El gobernante manifestó que el caso sería manejado de acuerdo con la ley.  

Esta entrada fue publicada en Mundo.